Tag Archives: oakland

Indignados bloquean puertos de la costa oeste EE.UU

12 Dic

Compartido desde Prensa Latina

Washington, 12 dic (PL) Indignados de varias ciudades de Estados Unidos iniciaron hoy una marcha para bloquear de manera simultánea todos los puertos de la costa oeste, en protesta contra la codicia corporativa.

El plan de los grupos Anti Wall Street es ocupar las terminales desde Alaska hasta San Diego, de acuerdo con informaciones divulgadas por medios locales.

La iniciativa se llevará a cabo en Los Ángeles y Long Beach, principales enlaces marítimos con la Cuenca del Pacífico, zona en la que el gobierno norteño prevé ampliar el intercambio, como alternativa al mercado europeo.

La idea incluye las instalaciones de Seattle y Oakland, donde a principios del mes pasado miembros del Movimiento de Ocupantes paralizaron todas las operaciones por varias horas.

Asimismo, planean apostarse en las bases secundarias de Anchorage (Alaska), Tacoma (Washington), así como en San Francisco y San Diego (California).

De acuerdo con la cadena de televisión CBS, la manifestación se extenderá hasta Canadá, donde alcanzará al puerto de Vancouver, que forma parte del eje costero oeste norteño.

La actividad de esta jornada se incluye dentro del programa que desarrollan numerosos grupos de indignados desde el pasado 17 de septiembre, cuando varias personas opuestas al actual sistema financiero de Estados Unidos decidieron iniciar una serie de protestas en Nueva York.

Bajo el nombre Ocupemos Wall Street, el movimiento ganó simpatizantes y se ramificó en las principales ciudades de la nación, donde los manifestantes exigen medidas a favor del 99 por ciento de la población, afectado por la crisis y ampliar los impuestos al restante uno por ciento, que concentra las riquezas.

Varios de los campamentos establecidos como bases de los ocupantes fueron desalojados por las autoridades en las últimas semanas, a través de métodos que en ocasiones han incluido el uso de la fuerza excesiva y la violencia.

No obstante, en localidades de Atlanta, Oakland y Phoenix, los manifestantes anti Wall Street merodean por los parques durante el día y se mueven y pernoctan en las aceras en las noches.

En otros lugares como Los Ángeles, San Diego, Portland, San José, Kansas, Sacramento, Hartford, Denver, Dallas, Filadelfia, Nueva Orleáns, y Nueva York, mantienen sus asambleas generales.

La agenda comprende reuniones diarias, toma cultural de calles importantes, ferias, talleres y manifestaciones en los ayuntamientos locales, sucursales, oficinas corporativas, y juzgados.

Algunas de las marchas pacíficas y ocupaciones de oficinas han sido reprimidas por la policía a golpes o con el uso del gas pimienta, permitido solo para reprimir movimientos violentos.

Anuncios

La ocupacion y el regreso de la desobediencia civil en EU: Creatividad infinita en la escuela de la rebeldía

30 Nov

Por Radiosonidera
Despues de casi más de dos meses de mantener las ocupaciones en diferentes ciudades de los Estados Unidos, la policía ha tratado de desalojar y dispersar a las masas que no se cansan de gritar que son el 99%. Algunas veces los cantos de “Esto es como se ve la Democracia” y otras veces recurriendo al Mic Check -el llamado micrófono del pueblo- los indignados de las ocupaciones de Estados Unidos tratan de mantener lo más sólido de este movimiento, las plazas ocupadas.

Sin embargo entre las pláticas empiezan a surgir dudas sobre los siguientes pasos de este movimiento de ocupación ante el inminente invierno y el acoso policíaco. Es evidente que el flujo de gente ha empezado a decaer, y ante las trampas del uso excesivo de la tecnología, muchos de los que antes estaban al pie de guerra en las ocupaciones, ahora se conforman con seguir desde la comodidad de sus casas las transmisiones en vivo que se realizan a través del internet.

Hace unas semanas mi compañero y yo recorrimos por casualidad Estados Unidos de costa oeste a costa este. Lo que encontramos en el camino sin duda invaluable, el diálogo cara a cara con aquellxs que siguen de pie en las plazas, tratando de organizarse, apoyando a sindicatos, con planes desarticulados de tomas de edificios, sin realmente entender cuáles son las demandas específicas de este movimiento, enfrentando al reto de tratar de realizar la coordinación de un movimiento diverso que no tiene pies ni cabeza, pero sin duda motivados por el hecho de que este movimiento de los indignados en Estados Unidos es un respiro de la monotonía y obediencia civil que ha reinado en los Estados Unidos desde que la policía desarticuló los movimientos de las Panteras Negras en Oakland California y MOVE en Filadelfia respectivamente.

Definitivamente un patrón de la mayoría de las ocupaciones es la constante frustración de muchxs debido a lo desarticulado del movimiento, y al hecho de que existen divisiones y opiniones encontradas. Para algunxs es triste el hecho de que en las Asambleas Generales halla desacuerdos, confusión e incluso enfrentamientos verbales, sin embargo, desde una perspectiva con un poco de distancia y perspectiva, esto es el mero resultado de la convocatoria amplia que ha logrado este movimiento del 99%. Después de años de conformidad e intentos aislados de centros comunitarios autónomos, este movimiento de ocupación trae la posibilidad del diálogo y el reto para los activistas de la vieja guardia para poner en marcha la teoría, sin perder de vista el hecho de que este movimiento no necesita de líderes o doctrinas, si no de la capacidad de construir una propuesta autónoma desde abajo y de forma horizontal.

Una crítica fuerte al movimiento del 99%, dependiendo de la ciudad y el contexto, es la falta de representatividad y participación multiétnica. A pesar de que algunxs activistas se empeñen en ser auto críticos y recordarse a si mismos sobre sus privilegios raciales, el movimiento parece excluyente para la población que no habla la lengua inglesa. También hay que recordar que Estados Unidos es el país que ha causado la inmigración forzada de miles de inmigrantes que han dejado sus países arruinados detrás, y al llegar al país del sueño americano se enfrentan a leyes anti racistas que les persiguen y encierran. ¿Por qué habrían estos grupos de inmigrantes de tener alguna simpatía con el movimiento de norteamericanos en sus mayoría de raza anglosajona?. Esta es una pregunta que muchxs inmigrantes le hacen al movimiento. Bueno, la respuesta no es tan simple. Requiere de hechar un vistazo hacia atrás a la historia y al orden mundial en el que sobrevivimos. Requiere de un acercamiento de los movimientos sociales de inmigrantes a los movimientos sociales en Estados Unidos y viceversa. Y para muchxs la obligación social a participar en este movimiento por muy confuso que parezca, el simple hecho de que un movimiento que surge en la panza de la bestia debería ser mucho más efectivo que las manifestaciones que hemos podido mantener frente a los consulados de Estados Unidos en los países Latinoaméricanos, sin menospreciar la lucha de nuestros pueblos en América Latina, sin lugar a dudas, muchas de estas manifestaciones se miran como gritos de hormigas ante los pies de un gigante. Sin embargo estos movimientos sociales que se han gestado por años en América Latina con limitados recursos y creatividad infinita son una escuela de rebeldía que brinda la experiencia de la tradición de las ocupaciones por años, a lo que llamamos plantones. Años de mantenerse bajo la lluvia con carpas, de organización social, de cooperativas de comida, de radios comunitarias que no necesitan permiso para transmitir las voces del pueblo, de barricadas, de desobediencia civil de aquellxs que no tienen miedo, pues aquél que lo ha perdido todo no tiene miedo, y así en nuestros países en América Latina, hemos pasado años bajo el terror y opresión militar que ha sido inyectada por el gobierno estadounidense. Hemos aprendido a sobrevivir con rebeldía.

Así como es necesario para el inmigrante mantener su identidad cultural, debería ser también necesario conocer sobre la historia de la tierra donde pone sus pies. De ser así, poco a poco nos daríamos cuenta que esta nación que se mantiene con el discurso de la democracia al mismo tiempo que mantiene la invasión militar en otros países, lleva años de opresión desde el día en que los colonialistas pusieron sus pies en este continente mal llamado América. Este país desde el principio ha controlado a las minorías a base no sólo de racismo, sino de clasismo. Cuando los primeros anglosajones llegaron a este país, no fueron solamente los ricos quienes llegaron, sino también sirvientes pobres de piel blanca que abandonaron sus países en busca del sueño americano. Cuando los colonizadores desembarcaron a los primeros esclavos negros, fue claro desde el principio que no tenían la más mínima intención de tratarles como seres humanos, si no como animales. Y cuando las condiciones de los esclavos negros y los sirvientes blancos fueron similares, y se empezaron a crear alianzas interraciales para derrotar a los anglosajones en el poder, estos mismos decidieron seguir aquél viejo dicho: Divide y vencerás. Ofreciendo a los sirvientes blancos la posibilidad de ser libres después de cierto número de años de trabajo y de adquirir tierra, estos decidieron desvincularse y abandonar a su suerte a aquellxs sin duda desgraciados por el color de su piel, los esclavos negros tendrían que llevar su lucha con sus propias manos. Fueron los capataces, los que construyeron el sistema de leyes en este país, los terratenientes quienes desarticularon las alianzas interraciales. Y siguen siendo los dueños del dinero los que tienen el poder, aquellos quienes dictan las leyes en este país, sin importar el color de su piel, tales como el Consejo de Intercambio Legislativo Americano (ALEC por sus siglas en inglés), quienes tejieron la ley SB1070 en Arizona que habilita a las fuerzas policiales a realizar detenciones basadas en el perfil racial. Y en los barrios negros pobres de Filadelfia estas mismas fuerzas policíacas siguen asesinando jóvenes, llenando de drogas y armas las calles. Creando inestabilidad e irritación entre los que son los más oprimidos.

Sin tratar de crear divisionismo, si no de comprender el territorio donde surge este movimiento y de ser más hábiles en nuestras estrategias y de aprender de los retos que se nos presentan es necesario nombrar varias verdades, sin que éstas nos lleven a la frustración, la indiferencia y a la no participación.
Ante el divisionismo entre activistas en Estados Unidos, es claro que las luchas que les atañen son prioritariamente diferentes. Mientras unxs luchan por igualdad económica, otros luchan por el derecho a sus derechos humanos básicos, a la no discriminación por el color de piel, un lugar donde dormir, comida, acceso a los servicios médicos, educación. Así algo de gran interés que he encontrado en mi experiencia personal en las ocupaciones es la reunión de todxs aquellxs que están inconformes en las calles por una u otra razón. Y las Asambleas Generales recuerdan al mito de la Torre de Babel, donde las miles de lenguas hicieron imposible el diálogo entre aqullxs que osaron retar al Dios cristiano en la construcción de una torre que casi alcanzaba el cielo desde donde domina y dicta las leyes bajo las cuáles hay que vivir. Es de alguna manera hermoso ver en las ocupaciones a activistas inconformes durmiendo espalda con espalda con aquellxs a quienes antes no se atrevían a mirar a los ojos, a los vagabundos que viven en la calle, a los locos que mantienen vivas las ciudades de Estado Unidos, otras víctimas más del sistema policíaco.

Es un reto enorme para este movimiento construir las bases que permitan el dialógo directo. El movimiento si bien necesita mantener su base que constituyen las plazas ocupadas, ya que estas le dan visibilidad al movimiento y permiten que cualquier transeúnte se acerque, también es necesario tomar los espacios que permitan mantener estas discusiones en las cuáles construiremos un movimiento articulado entre todxs estxs que nos miramos diferentes. Y necesitamos de tácticas efectivas coordinadas entre las diferentes ocupaciones a lo largo del país. Es un común denominador en la mayoría de las ocupaciones que es necesario moverse bajo un techo ante las inclemencias del clima. Este 6 de Diciembre hay un llamado que hace la Ocupación de Wall Street en Nueva York para tomar las casas que han sido hipotecadas. Las voces en la Asamblea general de Oakland el pasado 15 de Noviembre un día después de su desalojo apuntaban a lo mismo: dirigir el movimiento a tomar las casas que han sido arrebatadas de sus dueños, y tomar las escuelas que han sido cerradas por los gobiernos de las ciudades. Desde la ocupación de Oakland también la acción coordinada para este 12 de Diciembre el cierre de los puertos de la Costa Oeste. Acciones coordinadas efectivas.

Así los pasos para este Invierno para resistir en el movimiento de los indignados en los Estados Unidos enfrenta grandes retos, pero afortunadamente también va apreciándose claridad entre la turbulencia: diálogo, horizontalidad, unidad, creatividad, intercambio de experiencias, inclusión, toma de espacios, acciones coordinadas entre las diferentes ocupaciones, autonomía, análisis de lo que hasta ahora se ha logrado, preparar la estrategia para la primavera… no nos vamos, tenemos mucho trabajo que hacer en este invierno con creatividad desde la escuela de la rebeldía y la desobediencia civil.

Occupy Oakland y el ¡ya basta! global

29 Nov
por Ali Bektash y Magalí Rabasa*

Hace dos meses nació el movimiento “Occupy”, y ha capturado la imaginación de millones de personas del otro lado y alrededor del mundo. Llevábamos décadas sin ver un movimiento tan masivo y popular contra el régimen hegemónico global, planteado por el pueblo del mismo país que perpetúa ese sistema. Desde sus inicios en Nueva York, la estrategia de tomar las plazas urbanas se volvió algo contagioso, y en cientos de ciudades existen “ocupaciones” en protesta contra el sector bancario y la distribución desigual de la riqueza.

De todas las experiencias de ocupación en distintas ciudades,  la de “Occupy Oakland”, en California, se ha destacado desde su fundación. Desde el primer día del acampe en Oscar Grant Plaza el 10 de octubre—el día reconocido por las autoridades gringas como el día de Cristóbal Colón, y recuperado por movimientos indígenas como el Día de la Resistencia—”Occupy Oakland” también llevaba otro nombre: “Decolonize Oakland.” En el acto inaugural, Corrina Gould, referente del pueblo originario Chochenyo Ohlone y de la ocupación de Glen Cove, afirmó que “esta tierra no es de la Ciudad de Oakland, esta tierra ya no es solo tierra Ohlone, es la tierra de todos nosotros y tenemos el derecho de ocuparla”. Semanas después, el 28 de octubre, la Asamblea General de “Occupy Oakland” aprobó un “Memorándum en solidaridad con los pueblos indígenas”: “… como una señal al movimiento nacional ‘Occupy Wall Street’ y los pueblos indígenas aquí y allá que se sienten excluidos por el lenguaje colonialista de ocupación con el cual se ha nombrado este movimiento, se declara que ‘Occupy Oakland’ aspira a ‘Descolonizar Oakland’—a ‘Descolonizar Wall Street’—con la dirección y la participación de los pueblos indígenas…” Las conversaciones internas del movimiento, con un gran ejercicio de autocrítica, reflejan el proceso a través del cual la Comuna de Oakland se ha transformado en un espacio para pensar profundamente y luchar desde otra perspectiva, sin vanguardias ni líderes. La historia rebelde de esta zona nos ayuda a entender porqué.

La organización de las Panteras Negras nació en Oakland en octubre de 1966. A través de sus políticas de autodefensa armada, junto con servicios autónomos y autogestionados, como clínicas y comedores matinales para niños pobres, las Panteras Negras representan la última amenaza con tal nivel de organización que habíamos visto levantarse contra el estado capitalista estadounidense. Aunque fueron aplastadas por una campaña de infiltración y asesinatos perpetrados por el FBI, a través del programa COINTELPRO, la memoria y el espíritu de las Panteras siguen presentes en Oakland. El movimiento de libre expresión en la Universidad de California, Berkeley, fue fundado como parte de una campaña de apoyo a los negros en lucha en la ciudad vecina de Oakland, y llegaría a ser reconocido como uno de los movimientos estudiantiles más importantes en la historia del país. Sin duda, estas dos memorias, y trayectorias de resistencia, están presentes en las rebeliones recientes, que calentaron el terreno haciendo posible el crecimiento de “Occupy Oakland”.

La enemistad real entre la policía y los jóvenes negros en Oakland explotó en enero de 2009. Filmada por cámaras de celulares, la policía del transporte público disparó a un joven negro de 23 años, Oscar Grant, en la plataforma del metro el 1 de enero. En las semanas siguientes, estallaron enfrentamientos entre los jóvenes y la policía. Como resultado, el policía responsable por la muerte de Grant fue encarcelado, algo que no ocurre casi nunca en EE.UU. Nueve meses después, en la Universidad de California, Berkeley, los estudiantes iniciaron una serie de tomas, u “ocupaciones”, contra un aumento de la matrícula de más del 30%, y la progresiva privatización de la educación pública.

El día de hoy, se unen en “Occupy Oakland” estos dos momentos de la historia reciente—y sus raíces en los movimientos de los años sesenta— desarrollando una nueva praxis de resistencia. Del movimiento estudiantil se recupera la táctica de ocupar y la importancia de construir nuevas relaciones a través de las ocupaciones. Del movimiento contra la policía se recupera la hostilidad activa contra las fuerzas represivas (cada vez más militarizadas) y sus patrones en la alcaldía. Desde el primer día no se ha permitido que entren las fuerzas policiales al campamento, y la plaza se nombró en memoria de Oscar Grant. Aunque se habían hecho muchas marchas de solidaridad con Oakland desde la próspera ciudad vecina de Berkeley, el 15 de noviembre, “Occupy Oakland” realizó la primera marcha desde Oakland hacia Berkeley. Entrando al campus al grito de “¡Aquí viene Oakland!”, los manifestantes apoyaron a los estudiantes que estaban formando su propio campamento “Occupy”, brutalmente desalojado días después por la policía de la universidad. Contrario a toda lógica de pensamiento convencional sobre los movimientos sociales, allí vimos la extensión de la lucha desde el pueblo a los estudiantes.

La comunidad autogestiva y autónoma que creció en Oscar Grant Plaza fue desalojada por primera vez el 25 de octubre. Horas después, miles de personas marcharon en protesta, y la policía respondió con una brutal represión, utilizando “armas químicas” y bombas flash-bang contra los manifestantes, lo que refleja la creciente militarización de la policía urbana. El 26 de octubre, después de otra marcha (con la cual se reestableció el campamento), la Asamblea General de “Occupy Oakland”, formada por más de 2000 personas, aprobó una huelga general para el 2 de noviembre. La Huelga General de Oakland (la primera desde 1946) fue un enorme éxito: contó con la participación de más de 50.000 personas y logró bloquear el Puerto de Oakland, en solidaridad con los estibadores de Washington y su lucha contra la megaempresa de semillas, EGT. La policía desalojó el campamento por segunda vez el 15 de noviembre, y por tercera vez el 19 de noviembre; en cada ocasión, el pueblo respondió con manifestaciones masivas. Por estos días, “Occupy Oakland” está viviendo un proceso interno de estrategización y reflexión para establecer el campamento por cuarta vez. Sin embargo, estos obstáculos no han debilitado el ímpetu imparable del movimiento, y ahora los organizadores de “Occupy Oakland” están extendiendo la coordinación para bloquear todos los puertos de la costa oeste el 12 de diciembre.

Lo que estamos aprendiendo desde “Occupy Oakland” es que lo que está en juego en este nuevo movimiento masivo no es simplemente una “ocupación”, sino la recuperación del espacio y de la política en la construcción de una nueva sociabilidad. En Oakland, este movimiento se define explícitamente anticapitalista y anticolonial, luchando no solamente en contra del 1%, sino también a favor de la descolonización del 99%; reconocen así los efectos homogeneizantes de este discurso. La ex Pantera Negra y residente de Oakland, Angela Davis, llama al 99% “una comunidad de resistencia” que, a diferencia de otros movimientos, “se imagina desde el inicio como la comunidad de resistencia lo más amplia posible”. Aquí podemos sentir la resonancia que nace entre el movimiento “Occupy” y los procesos de transformación y emancipación que han puesto en marcha a nuestro continente. Nos reconocemos en las rebeliones impulsadas por estudiantes, maestros, pueblos indígenas, migrantes, desplazados, trabajadores desocupados, feministas, campesinos, los que viven en las calles y los jóvenes, y nos identificamos con ellas, porque somos “los de abajo”, lo que hoy se llama el 99%, y que pone en crisis la autoridad —tanto interna como externa—.

En “Occupy Oakland” podemos percibir la formación de una nueva subjetividad colectiva revolucionaria que se levanta para recuperar y reconstruir el mundo, transformando la sociedad (capitalista) para crear otros modos de vivir bien. Esta “apertura” o explosión de lo político es la condición necesaria para que florezcan y se articulen los movimientos que se encuentran hoy en día bajo un horizonte común explícitamente anticapitalista, en las plazas de las ciudades del mundo y en las ondas liberadas de los medios independientes, donde se construyen las historias rebeldes del nuevo ¡Ya Basta! global.

*Ali Bektash es integrante del colectivo Regeneración Radio. Magalí Rabasa es integrante del colectivo Radio Zapatista. Ambos son residentes de Oakland, estudiantes doctorales de la Universidad de California, e integrantes del colectivo jóvenes en resistencia alternativa.

La práctica de la desobediencia civil en EE.UU está intacta (audio)

26 Nov

por Natalia Nicastro | Kalewche Web

Tras dos meses de protestas populares, los partidarios del movimiento Ocupar Wall Street (OWS) desafían tormentas de nieve, gas pimienta y violentos desalojos policiales para estar presentes en los espacios públicos de Estados Unidos. Natalia Nicastro, estudiante de sociología radicada desde hace tres años en Philadelphia, habló acerca de la situación de los indignados en el norte. Ya llevan más de un mes tomando la plaza principal de la ciudad.

Vea otro informe de audio reciente

Video-Reporte bilingüe sobre la Huelga General de Oakland

21 Nov

Realizado por Carlos Bazua.

Carta de solidaridad con Ocupa Oakland desde México

17 Nov

Carta  de solidaridad con el movimiento de Occupy Oakland, en California y ante el desalojo del lunes 14.

Ante el enfrentamiento y desalojo de cientos de manifestantes en la Plaza Frank Ogawa durante la madrugada del lunes 14 de noviembre como un intento mas de poner fin al campamento “Occupy Oakland” tras más de un mes de asentamiento. 
El 10 de noviembre la Comuna de Oakland cumplió un mes, y en las últimas semanas ha surgido como un espacio muy importante de resistencia y organización autónoma en una ciudad emblemática por su fuerte legado de militancia y activismo anticapitalista. El movimiento “Occupy” se está convirtiendo en un movimiento que va más allá de simples campamentos. 
Las autoridades judiciales de la ciudad de Oakland enviaron a la Policía a desalojar este campamento en unl primer intento de desalojo del acampe el 25 de octubre, miles de personas marcharon y la policia respondió con brutal represión, usando “armas químicas” contra los manifestantes. El 26 de octubre después de otra marcha, en la Asamblea General de Occupy Oakland 3000 personas aprobaron una huelga general para el 2 de noviembre. El 2 de noviembre, la Huelga General de Oakland (la primera desde 1946), fue un enorme éxito, logrando bloquear el Puerto de Oakland y contando con la participación de más de 50.000 personas. Desde entonces, el movimiento de Occupy Oakland sigue resistiendo, junto con movimientos relacionados en todo el mundo. Ahora se ha producido este segundo intento “anticipado” de intento del desalojo de cientos de manifestantes en la Plaza Frank Ogawa durante la madrugada del lunes 14 de noviembre como un intento mas de poner fin al campamento “Occupy Oakland” tras cumplir más de un mes de asentamiento, arrestando a gente con uso de la violencia. Varios manifestantes solo se trasladaron a Snow Park, cerca del Lago Marritt.
El movimiento “Occupy” protesta contra el sistema económico actual que consideran que fomenta las desigualdades y la avaricia de las grandes empresas.
Los manifestantes de Oakland crearon uno de los campamentos más grandes del país y uno de los que ha registrado más enfrentamiento directo con las autoridades judiciales, han superado los intentos de evacuación del fin de semana ignorarando el aviso al ayuntamiento que amenazaba con arrestar a todo aquel que pasara la noche en la plaza. La orden de desalojo se produjo después de la muerte el jueves de un joven por un disparo en las proximidades del campamento, pero aun sin pertenecer al campamento ha sido usado como pretexto.
Este mismo lunes 14 cerca de las 4pm se reunieron en la biblioteca pública de Oakland para seguir adelante con el movimiento!
Por eso, sentimos que es muy importante mandar este saludo solidario a nuestros compañeros del Otro Lado, para mostrar nuestro apoyo.
Esta carta en solidaridad fue leída en español e ingles en la asamblea de “Occupy Oakland” la noche anterior a este ultimo desalojo.


13 noviembre 2011
A Los Pueblos del Mundo
Al Movimiento Ocupa
A la Comuna de Oakland
A Nuestras Hermanas y Hermanos en pie de lucha en el Otro Lado
Sabemos que no tenemos que recordarles de los vínculos profundos que existen entre Wall Street, el Capitalismo Gringo, y nuestra miseria mexicana. Desde las guerras imperialistas, hasta los experimentas iniciales en agrobiotecnología, México ha sido el paisaje principal de las ofensivas avanzadas por el capital gringo. Hemos participado, y seguimos participando, en el levantamiento de los y las Zapatistas contra el ataque neoliberal de NAFTA. El levantamiento que despertó el movimiento contra el neoliberalismo. Nos conocimos el uno al otro en las cumbres de Seattle, Praga, Genoa, Miami y Cancún. Nos conocimos a través de un gran diálogo global.
Hace mucho que luchamos juntos en el movimiento contra el neoliberalismo y el mundo ha cambiado mucho desde entonces. El día de hoy la narco-guerra esta arrasando a nuestra sociedad. Como dos caras de la misma moneda, de un lado hay el narco y en el otro lado está la militarización del país. Ambos lados nos aplastan. Aunque parece que se pelean, ambos están en el servicio del capital y en el mundo moderno el capital local esta conectado fuertemente al capital global. En los últimos meses hemos aprendido más sobre estos vínculos que existen entre Wall Street y el narco-dinero. Según un análisis los narco-dolares fueron el capital liquido que rescató al sector banquero en los golpes iniciales del crisis financiero del 2008 [1]. Además, la cantidad masiva de la ganancia del narco requiere una lavandería igual de grande. Aunque no tenemos una balanza detallada, sabemos que Wall Street facilita el lavado del narco-dinero. Por ejemplo según el Departamento de Justicia estadounidiense, solo entre 2004 y 2007 el banco Wachovia lavó $378 mil millones de dólares del narco mexicano. Este banco cayó y irónicamente fue adquirido por Wells Fargo, el mismo banco que todavía tiene los salarios de nuestros padres y abuelos que trabajaron en el programa bracero. El mismo banco que funda centros de detención para los migrantes donde nuestros hermanas y hermanos mueren simplement por intentar proveer para sus familias.
En México no solamente existen cultivos de la miseria. Aquí delineamos unas de las primeras lineas en la lucha contra capitalismo global en nuestro laboratorio de la resistencia. Con humildad ante ustedes compañeros, nos gustaría contar de nuestra experiencia. Los plantones son muy comunes en México, y entre compañeros se bromeamos sobre la falta de espacio para poner más plantones. Pero eso no fue por casualidad- es algo que ganamos con nuestra lucha. Un ejemplo reciente: en 2006, en el estado de Oaxaca, el sindicato local de los maestros puso un plantón en el centro de la Cuidad de Oaxaca durante las negociaciones del convenio anual. La mañana del 14 de junio la policía estatal intentó desalojar al plantón de los maestros y la cuidad se levantó- no solo retomaron la plaza sino que corrieron a la policía de la cuidad. Este día nació la Comuna de Oaxaca y durante los 6 meses que seguieron, se transformó tanto Oaxaca como los mismos participantes del levantamiento. Como ustedes, ellos también tenían problemas de represión y representación. Contra la represión levantaron miles de barricadas cada noche para proteger a la población de los paramilitares asesinos que trabajaban para el gobernador Ulises Ruiz, quien trataron de derrocar con la lucha popular. Contra la representación mentirosa de los medios, tomaron los canales de televisión y de radio, colectivizaron los recursos y empezaron a tener conversaciones que nunca habían tenido a través de estos medios.
Hemos seguido atentamente todo que lo que está pasando en Oakland. La policia mata a jóvenes negros como Oscar Grant [2] y hiere gravemente a los veteranos contra la guerra como Scott Olsen [3]. Los medios mienten sobre el participación popular en el movimiento y intentan propagar divisiones superficiales. La auto-defensa y la auto-representación de nuestros movimientos son esenciales para nuestra lucha colectiva. Los invitamos a aprender de nuestras experiencias y esperamos aprender de las suyas. Juntos y en sintonía estamos derrocando este miserable sistema.

En nuestras historias se ven las suyas.
Preguntando Caminamos, Ocupando Recuperamos.
Desde México con apoyo total a Ocuppy Oakland.

FIRMAN:
jóvenes en resistencia alternativa
Universidad de la Tierra en Oaxaca, A.C.
Colectivo Radio Zapatista
Regeneración Radio
Colectivo Cordyceps
Colectivo Noticias de la Rebelion
Amig@s de Mumia de Mexico
Furia de las Calles
El Centro Cultural La Piramide
Marea Creciente México (Capítulo del red internacional por justícia climática Rising Tide)
Gustavo Esteva, Oaxaca, México
Bocafloja, DF, México
Patricia Westendarp, Querétaro, México
Alejandro Reyes Arias, Chiapas, México
José Rabasa, México
Cristian Guerrero, México
——————-
[1] http://www.saboteamos.info/2011/05/26/imperialismo-banqueros-guerra-de-la-droga-y-genocidio-en-mexico/
[2] http://www.kaosenlared.net/noticia/policia-mata-sangre-fria-joven-negro-desarmado
[3] http://pueblossinfronteras.wordpress.com/2011/10/28/veterano-de-guerra-de-irak-herido-por-policias-de-oakland-california/
SI DESEAS SUMARTE A ESTE PRONUNCIAMIENTO envía tu nombre completo, en su caso organización u oficio-`profesión, y nacionalidad o estado del país en el que vives a dialogorebelde@gmail.com

Allanamientos en Oakland y Nueva York

16 Nov

Democracy Now “Titulares de hoy” para el 15 de noviembre

Policía de Nueva York allana campamento de “Occupy Wall Street” y desaloja a los manifestantes

Centenares de oficiales de policía de Nueva York allanaron la sede del movimiento “Occupy Wall Street” poco antes de la una de la madrugada de hoy. La policía rompió la totalidad de la infraestructura construida durante los pasados 59 días en el parque Zuccotti mientras despejaba el lugar. Derribaron las carpas, sacaron la biblioteca y arrojaron las pertenencias personales a enormes pilas que luego fueron retiradas por camiones.

Nueva York

Algunos manifestantes se habían encadenado juntos en un esfuerzo por permanecer en el parque. Al menos 70 personas fueron arrestadas, entre ellas, Ydanis Rodríguez, miembro del Consejo Municipal. Democracy Now! se acaba de enterar de que un equipo de abogados que representa a los manifestantes obtuvo una orden judicial provisoria contra la Ciudad de Nueva York y Brookfield Properties que dispone que se debe permitir regresar a los manifestantes con sus pertenencias. La ciudad dijo que permitirá el regreso de los participantes, pero sin sobres de dormir o carpas. En una declaración, el alcalde Mike Bloomberg afirmó que estaba cada vez más preocupado por la posibilidad de que la ocupación se convirtiera en un “riesgo sanitario y de incendio para los manifestantes y la comunidad circundante”. El allanamiento del parque se produjo tan sólo dos días antes de que se realice una manifestación masiva programada para conmemorar el inicio del tercer mes de “Occupy Wall Street”. Mientras salíamos al aire, centenares de partidarios de “Occupy Wall Street” se estaban concentrando en la cercana Foley Square para planear los próximos pasos del movimiento. Visita nuestro archivo en inglés sobre A Ocupar Wall Street.

Nueva York

Son arrestadas 32 personas en allanamiento de “Occupy Oakland”; renuncian dos funcionarios municipales

El allanamiento en Nueva York se produjo un día después de que la policía desalojara el campamento de “Occuppy Oakland” en California, arrestando a 32 personas. Dos destacados integrantes del equipo de la alcaldesa de Oakland Jean Quan renunciaron ayer. Horas antes del allanamiento del lunes, el asesor jurídico de la alcaldesa, Dan Siegel, renunció en protesta por la represión municipal del movimiento “Occupy”. Anoche, la vicealcaldesa de Oakland, Sharon Cornu, también renunció.