Tag Archives: represión

Policia desaloja a indignados de Los Angeles y Filadelfia

1 Dic

El Comercial (Argentina)

Los Angeles, 30 de noviembre (Télam).- En una demostración de fuerza, 1.400 policías allanaron hoy el campamento de los “indignados” de Los Angeles, desalojando a los activistas y deteniendo a más de 200, al mismo tiempo que en Filadelfia ocurría algo similar con las detenciones de al menos 50.

 
El jefe de policía de Los Angeles, Charlie Beck, afirmó en una conferencia de prensa que las detenciones fueron en su mayor parte pacíficas y que no hubo heridos. Según Beck, no se hallaron drogas ni armas en el allanamiento, reportó la cadena televisiva CNN.

 
Los policías, munidos de cascos, bastones y fusiles con balas de goma, realizaron la redada al campamento desde todas las direcciones y con precisión militar, desmantelaron las carpas que aún se mantenían desde hace dos meses y detuvieron a quienes desobedecían sus órdenes.
El alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa, alegó motivos de seguridad y salud pública al anunciar la semana pasada el desalojo del parque, mientras que en Filadelfia los agentes dijeron que los manifestantes debían marcharse para permitir unas obras de renovación de un valor de 50 millones de dólares.

 
Equipos de cuatro o cinco agentes avanzaron entre la multitud efectuando detenciones, una por una, maniatando a los manifestantes con esposas de plástico. Varios manifestantes se sentaron en círculo con los brazos entrelazados, muchos de ellos con aspecto calmo y sonriente.

 
La operación policial de Los Angeles fue planeada al amparo de la noche porque el centro de la ciudad a esa hora está casi vacío, aunque un vocero señaló que esa circunstancia podría hacer a los agentes más vulnerables.

 
“Es más difícil que veamos cosas, que veamos trampas cazabobos”, dijo a los reporteros el teniente Andy Neiman. “Trabajar en la oscuridad nunca es ventajoso”.

 
Tanto la policía de Los Angeles, como la de Filadelfia, allanaron los campamentos de “Ocupemos Wall Street” (nombre de los indignados estadounidenses), durante la noche para detener y ahuyentar a los activistas más radicalizados, ya que movimientos de ocupación similares concluyeron en el resto del país.

 

Policia en bici cae bajo la fuerza de revuelta popular (Filadélfia)

En Filadelfia, una redada similar a la del condado de California, finalizó con 50 manifestantes detenidos, en operaciones que en ambos casos fueron relativamente pacíficas.

 
Las detenciones se produjeron cuando se negaron a abandonar una calle situada a varias cuadras del ayuntamiento, dijo el jefe de policía Charles Ramsey. Esposados, fueron cargados en autobuses por los agentes. Otros seis fueron detenidos horas antes en una calle que la policía intentó desalojar.

 
En Filadelfia, Ramsey dijo que el desalojo del campamento durante la madrugada ayudó a minimizar las interrupciones de la actividad empresarial y del tránsito.

 
“Reconocemos que tenemos que abandonar este lugar … aunque por otra parte esto fue nuestra casa por dos meses y nadie quiere que lo desalojen de su casa”, indicó en Filadelfia el manifestante Bri Barton, de 22 años, cuando la policía comenzó el desalojo.

 
“Tengamos o no este espacio, nuestro trabajo en la ciudad no concluyó ni mucho menos”, agregó el joven manifestante.

Allanamientos en Oakland y Nueva York

16 Nov

Democracy Now “Titulares de hoy” para el 15 de noviembre

Policía de Nueva York allana campamento de “Occupy Wall Street” y desaloja a los manifestantes

Centenares de oficiales de policía de Nueva York allanaron la sede del movimiento “Occupy Wall Street” poco antes de la una de la madrugada de hoy. La policía rompió la totalidad de la infraestructura construida durante los pasados 59 días en el parque Zuccotti mientras despejaba el lugar. Derribaron las carpas, sacaron la biblioteca y arrojaron las pertenencias personales a enormes pilas que luego fueron retiradas por camiones.

Nueva York

Algunos manifestantes se habían encadenado juntos en un esfuerzo por permanecer en el parque. Al menos 70 personas fueron arrestadas, entre ellas, Ydanis Rodríguez, miembro del Consejo Municipal. Democracy Now! se acaba de enterar de que un equipo de abogados que representa a los manifestantes obtuvo una orden judicial provisoria contra la Ciudad de Nueva York y Brookfield Properties que dispone que se debe permitir regresar a los manifestantes con sus pertenencias. La ciudad dijo que permitirá el regreso de los participantes, pero sin sobres de dormir o carpas. En una declaración, el alcalde Mike Bloomberg afirmó que estaba cada vez más preocupado por la posibilidad de que la ocupación se convirtiera en un “riesgo sanitario y de incendio para los manifestantes y la comunidad circundante”. El allanamiento del parque se produjo tan sólo dos días antes de que se realice una manifestación masiva programada para conmemorar el inicio del tercer mes de “Occupy Wall Street”. Mientras salíamos al aire, centenares de partidarios de “Occupy Wall Street” se estaban concentrando en la cercana Foley Square para planear los próximos pasos del movimiento. Visita nuestro archivo en inglés sobre A Ocupar Wall Street.

Nueva York

Son arrestadas 32 personas en allanamiento de “Occupy Oakland”; renuncian dos funcionarios municipales

El allanamiento en Nueva York se produjo un día después de que la policía desalojara el campamento de “Occuppy Oakland” en California, arrestando a 32 personas. Dos destacados integrantes del equipo de la alcaldesa de Oakland Jean Quan renunciaron ayer. Horas antes del allanamiento del lunes, el asesor jurídico de la alcaldesa, Dan Siegel, renunció en protesta por la represión municipal del movimiento “Occupy”. Anoche, la vicealcaldesa de Oakland, Sharon Cornu, también renunció.

El movimiento y la militarizacion del control policial en Estados Unidos

12 Nov

por Ayesha Kazmi, traducido por Lucas Anton

compartido desde http://www.sinpermiso.info

En nuestra historia no tan lejana, de las protestas se encargaban en los Estados Unidos las fuerzas de orden público locales, que se ocupaban de manifestaciones y marchas como un simple contratiempo, mediando y dirigiendo allí donde fuera necesario. Hoy en día, observar la interacción entre los movimientos sugiere que algo distinto se está tramando. Las actuales protestas de “Ocupa…” se están viendo hoy definidas por un apabullante conjunto de estrategias de orden público, y las prácticas presentes manifiestan una novedosa tendencia preocupante.

Si bien la presencia de antidisturbios no es necesariamente un rasgo cotidiano de ninguna protesta en concreto, la frecuencia con que estamos siendo testigos de su despliegue en las calles a lo largo y ancho de los Estados Unidos basta para dar al ciudadano medio motivos de preocupación; el exceso de fuerza que se aplica de modo rutinario resulta alarmante.

En los primeros días de “Ocupa Wall Street”, los manifestantes empezaron a advertir la presencia de la Unidad Antiterrorista en la Plaza de la Libertad. Joanne Stocker, que se convirtió en parte integrante desde el primer día en Wall Street, recuerda haberse despertado en las jornadas iniciales teniendo a una furgoneta de la Unidad Antiterrorista aparcada en los márgenes de la Plaza de la Libertad, que le grababa en video a ella y sus amigos mientras dormían.

Los manifestantes de otras acampadas de “Ocupa…” ofrecen historias similares. Robin Jacks, miembro del equipo de medios de comunicación de “Ocupa Boston”, cuenta haberse visto fotografiada en múltiples ocasiones por la policía. Dustin Slaughter, que pasó tiempo tanto en “Ocupa Wall Street” como en “Ocupa Filadelfia”, atestigua la presencia de la Unidad Antiterrorista en la Plaza de la Libertad, y afirma que la Unidad ha estado allí filmando de manera regular. Slaughter comenta asimismo: “Las Unidades de Seguridad Interior de la Policía de Filadelfia han mantenido una presencia regular en la acampada de “Ocupa…””.

Los manifestantes no se equivocan desde luego al considerar con ojo crítico la estrategia de orden público que se encuentran en “Ocupa…”. La Patriot Act estadounidense, cuyo décimo aniversario se cumplió la semana pasada, otorga al gobierno de los EE. UU. facultades prácticamente sin control para espiar y rastrear las actividades de los ciudadanos estadounidenses corrientes sin motivo probable desde justo después de los atentados del 11 de septiembre. Por esa razón, no debería causar sorpresa que las instancias de orden público – así facultadas– hayan aparecido en diversas protestas de “Ocupa…” armadas de cámaras para mantener la vigilancia sobre manifestantes que no hacen otra cosa que ejercer los derechos que garantiza la Primera Enmienda.

Las informaciones sobre la detención buscada de “líderes” informales en Wall Street, Chicago y Boston indican que se han puesto en funcionamiento medidas de vigilancia. En Boston y Chicago, las informaciones sobre detenciones prolongadas y humillantes de determinados líderes de “Ocupa”, por lo general de grupos de Direct Action, medios de comunicación, legales y médicos, resultan inquietantes. Dan Massoglia, del equipo de medios de comunicación de “Ocupa Chicago” informa además de que a los individuos detenidos se les privó de la posibilidad de hacer una llamada, de comida y agua, y se les retiraron los colchones de las celdas, mientras que una mujer quedó en situación de incomunicada.

El toque de queda impuesto en los parques de las ciudades ocupadas es igualmente desconcertante. La Plaza Legislativa, escenario de “Ocupa Nashville”, recibió instrucciones de cerrar entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana, lo que hacía imposible ocuparla. Las órdenes, sin embargo, no siguieron el procedimiento habitual. En lugar de emitirla la municipalidad de Nashville, la orden procedía del Departamento de Prevención y Seguridad Interior del estado de Tennessee.

Nancy Murray, directora de educación de la sección de Massachusetts de la ACLU (Unión Estadounidense de Libertades Civiles), considera los diversos signos de implicación del Departamento de Seguridad Interior como un importante indicador de que el gobierno federal está orquestando el control policial de las protestas de “Ocupa…” a lo largo del país.

“Podría constituir una grave preocupación, pues mostraría que el gobierno federal esté posiblemente desempeñando un papel activo oponiéndose a los derechos de libertad de palabra y reunión pacífica”, afirma Murray.

¿Quiere eso decir que se trata a los manifestantes como terroristas? “Es pronto aún para decirlo”, afirma Murray. “Pero es evidente que los federales andan vigilando y observando para conseguir más información (…) Es posible que la Fuerza Especial Conjunta para el Terrorismo lleve la voz cantante”.

“Podría entender que al inicio de este movimiento debiera haber cierta presencia de las Unidades Antiteroristas operando en la Plaza de la Libertad, pues nadie sabía quiénes éramos ni qué representábamos”, declara Stocker. “Hoy su presencia no es más que pura exageración y antagonismo. Está claro lo que defendemos y está claro que no somos terroristas”.

Los manifestantes de “Ocupa…” deberían familiarizarse con la Patriot Act. El artículo 802 ampliaba la definición de terrorismo interior para incluir a personas que llevan a cabo actos de desobediencia civil al objeto de coaccionar o influir en la conducta del gobierno por medio de la intimidación de la población civil. Además, los manuales de entrenamiento del Departamento de Defensa estadounidense, hasta su enmienda en el año 2009, hacían equivalentes la protesta con el “terrorismo de perfil bajo”. Aunque el Departamento cambió su redacción hace dos años, los abogados y activistas de derechos humanos siguen manteniendo su preocupación por si el sentir y la intención se habrán puesto a la par de este cambio.

Por último, está la inquietante cuestión del excesivo uso de la fuerza en “Ocupa…”. En otoño de 2008, el Army Times [diario del ejército estadounidense] informaba de que por vez primera el ejército de los EE. UU. planeaba estacionar una unidad activa bajo control del Mando Norte que sirviera de respuesta federal de alerta en momentos tanto de emergencias naturales como de origen humano, incluyendo ataques terroristas. El adiestramiento incluía una panoplia no letal, algunos elementos de la cual ha estado utilizando el ejército estadounidense en Irak, destinadas a someter a los revoltosos.

“La panoplia cuenta con equipamiento para levantar rápidamente un control de carretera, barreras de clavos para ralentizar, detener o controlar el tráfico, escudos y bastones, y balas beanbag“.

Pese a la existencia de la Guardia Nacional, cuya razón de ser estriba en reforzar a los guardianes del orden público civil cuando se exceden sus capacidades, esta unidad adicional, de acuerdo con el Army Times, puede ser convocada para que preste ayuda en caso de disturbios ciudadanos o control de multitudes. El exceso de fuerza mostrado en algunas de las ubicaciones de “Ocupa…” – con el uso de gases lacrimógenos, el presunto recurso a balas de goma y la presencia detectada de armas sónicas– se está convirtiendo en modelo. Un manifestante californiano, que desea permanecer en el anonimato, recuerda sufrir la experiencia del ingenio acústico de largo alcance (LRAD, long range acoustic device) en Oakland la semana pasada.

“Me han lanzado tres veces gases lacrimógenos, de manera que la primera vez que vi el cañón acústico, me entró pánico. Cuando activaron el cañón, sentí mareo y nauseas. En un momento dado, me desplomé. Me di cuenta de que los demás iban cayéndose también y algunos vomitaban”.

Esas tecnologías de antidisturbios fueron calificadas como inhumanas por observadores de derechos humanos cuando se utilizaron para reducir a manifestantes desarmados y pacíficos durante la revuelta social acontecida en Tiflis, la capital de la república de Georgia, en el año 2007. No ha lugar a que existan en un país democrático. Las autoridades pueden describirlas como “no letales”, pero pueden también volverse mortales si las emplean mal agentes de orden público imprudentes. El movimiento “Ocupa…” es de forma explícita un ejercicio no violento de los derechos garantizados por la Primera Enmienda, pero el control policial sobre el mismo tiene todas las trazas de una espeluznante militarización del orden público en los Estados Unidos.

Carta de una joven activista: aprender a partir de los años 60

31 Oct

de Laura Whitehorn

[Ex-presa política cuenta la historia de los movimientos de los años 60s, represión política y la política de raza en los EE.UU. En inglés: Letter to a Young Activist]

Si usted vio la película El tiempo subterráneo, vio tres minutos acerca de mi. La película, a través de entrevistas, narración y fragmentos, describe el génesis y caída de un grupo activista radical con ese nombre desde 1969 hasta la mitad de los setenta. Di algunas reflexiones de mi participación en ello.

Aprender de los sesentas, una marea alta de levantamiento radical, cuando masas de gente en este país junto a gente de todo el mundo quienes estaban luchando guerras por liberación nacional y contra el colonialismo y racismo, pueden ser útiles para quien está comprometido en política de cambio social. Después de todo, aprendiendo las lecciones del pasado puede ayudar a entender que hacer en el presente.

El tiempo subterráneo, desafortunadamente, se enfoca sobre los radicales blancos y en el proceso, deja fuera dos importantes verdades de nuestra historia. La película ignora el aumento de gente encarceladas en los setentas y su efecto en activismo político, y esto salta el valioso trabajo del Partido de Pantera Negro, muchos quienes terminaron en prisión. El hilo que se une y por qué quiero que usted se preocupe en su activismo hoy, tiene que ver con los que fueron olvidados, los prisioneros políticos que todavía están encarcelados.

Un resultado muy significativo de encarcelamiento de masas es como esto contribuyó a la prevención que emerja un movimiento eficaz revolucionario de masas.

Digo esto desde mi propia historia. En 1985, me convertí en una prisionera política yo misma.  No era que yo fui enmarcada o no había violado la ley – totalmente admito que la rompí por motivos radicales (revolucionarios) políticos, como parte de un movimiento con objetivos políticos. Aquellos objetivos  conforme a los convenios internacionales contra el genocidio y el racismo, y fueron cometidos al asegurar derechos humanos para la gente oprimida aquí en los Estados Unidos. Yo era parte ” del Caso de Conspiración de Resistencia. ”

Explico en la introducción al libro, la Guerra Anterior, como seis de nosotros, incluyendo a Marilyn Buck, Linda Evans y yo, fuimos acusadas de conspiración de bombardear muchos edificios gubernamentales que eran símbolos de racismo domésticos. era la oficina de la Ciudad de Nueva York, la Asociación Benévola (conocida para apoyar a policías, quienes habían matado a civiles inocentes). Elegimos como blanco la ABP seguido de la muerte de la abuela negra Eleonor Bumpurs en 1984. También fuimos acusadas de bombardear edificios militares gubernamentales que eran símbolos de la política exterior de U.S.A., incluyendo el Edificio de Congreso después de la invasión a Granada y bombardeo al Líbano en 1983.

Nos limitamos a objetivos específicos y planeados con cuidado, y nadie fue herido en ninguno de los bombardeos. Nuestra acusación de cargos de uso “violento y medios ilegales,” pero las políticas gubernamentales a que nosotros nos oponíamos, eran ellas las violentas e ilegales. Creíamos que ayudando las luchas del pueblo por libertad, quería decir que tú tomas algunos riesgos también.
Fui sentenciada a 23 años a una prisión federal, y un poco más de 14 años después yo había servido la porción máxima de mi condena sin indulto (maxed out) y fui liberada en 1999.

Marilyn Buck, mi querida camarada, fue mantenida tras las rejas por 25 años. Fue liberada el 15 de julio del 2011 y murió de cáncer 20 días después, el 3 de agosto del 2011.

Marilyn siempre insistió sobre la necesidad de una visión revolucionaria: ¿para qué luchamos? Deberías saber acerca de una entrevista que ella dio desde la prisión en el 2001. Ella decía,  “Tenemos que tomar nuestra liberación humana tanto en lo posible como mujeres, como lesbianas, como heterosexuales. Apoyar el derecho de seres humanos de tener sus propias naciones, su propia liberación, y su propia justicia. “Y luego ella habló otra vez de aquella palabra – la visión. ” Pienso en la visión cuando tenía diecinueve años, de justicia y derechos humanos y la igualdad de la mujer. Esto era una maravillosa visión…sin una visión, usted no puede ir adelante. ”

Prisioneros Políticos y Su Visión
Entonces quiero decirle sobre una visión que tengo para activistas hoy, y como el apoyar prisioneros políticos nos trae en el toque con aquella visión. Luchando por su liberación, luchamos no simplemente para corregir o ajustar el sistema de la prisión, pero comenzar a crear una sociedad realmente igualitaria, un capaz de liberar a la humanidad y dar el ala a la creatividad humana.

Sin embargo fui maltratada en la prisión, muchos del movimiento Pantera Negra fueron tratados peores. Catorce años no son muy largos – no cuando comparado a una cadena perpetua indeterminada.

Los efectos de encarcelamiento aumentado por períodos ampliados recientemente fueron expuestos en un nuevo libro brillante sobre el sistema estadounidense de la prisión, El nuevo Jim Crow: Encarcelamiento De masas en la Edad de los Daltónicos por Michelle Alexander. Como ella indica, englobando los números de personas que  han sido encarcelados desde los años 1970, sobre todo los jóvenes de color. Ella nota que más hombres negros son encarcelados en EE UU hoy que fueron esclavizados en EE UU antes de la Guerra civil. Los efectos paralelos sobre la lucha para la liberación son claros.

Mi primera conciencia que este país – a pesar de su chapa de democracia – sostiene a prisioneros políticos vino a finales de los años 60, cuando Fred Hampton, entonces de 20 años, líder de Illinois del Partido Pantera Negro, fue culpado por un robo de un camión de helado por 77 dólares. Yo había llegado a conocer a Fred Hampton, y él era un hombre generoso, carismático y un maravilloso orador. Pero esto no tomó mucho antes que el gobierno, y sobre todo la Brigada de Investigación Criminal y la policía local, abriera una guerra contra los Panteras. Y el programa de los panteras negras de defender a las comunidades negras de los ataques y brutalidades de la policía no sucedió nada para ganar en su favor a los ojos de las agencias de ejecución de leyes. A la edad de 21 años, Fred Hampton fue asesinado en su cama en la madrugada por policías federales de Chicago, evento que fueron documentados claramente. El gobierno encontró las Panteras y su visión de poder de la gente de ser una amenaza demasiado grande para tolerar.

Otros panteras fueron encarcelados, muchos sobre fraudulentos cargos (como los 21 panteras en Nueva York). Las Panteras Negras fueron atacadas por la policía debido a su trabajo político y fueron sujetos bajo una intensa vigilancia por la policía COINTELPRO, el programa de Brigada de Investigación Criminal encubierto que más tarde fue expuesto por su espionaje doméstico, asesinatos y otros esfuerzos para interrumpir a activistas progresivos en EE UU.
Usted bien puede ignorar de algunas personas que fueron puestas en la prisión durante aquellos años – la gente que permanece encerrada hoy, aproximadamente 40 años más tarde. Usted probablemente no se ha enterado de Herman Bell o Ed Poindexter, Viruta Fitzgerald o Sundiata Acoli.

Quiero que conozcas acerca de estos prisioneros, y los ayudes. Pero quiero que tú encuentres tu propio medio de hacerlo. No tienes que estar de acuerdo con la política revolucionaria de ellos y mía que practicábamos en esos días. No tienes que estar de acuerdo con lo que llamamos lucha armada, o la idea de que cuando las poblaciones oprimidas luchan por sus derechos a sus propias determinaciones, esto tiene sentido para gente que cree en un mundo mejor y participar. No tienes que estar de acuerdo que “luchar el poder” incluye luchar con armas. Incluso aquellos de nosotros que creemos aquellas cosas están bien conscientes que el mundo es un lugar muy diferente ahora, que lo era en las décadas después de la Segunda guerra mundial, cuando colonias como Rhodesia hoy Zimbabwe y Viet-Nam fueron capaces de echar fuera a los franceses, después a los norteamericanos. Estrategias para activismo sólo funcionaran si ello refleja condiciones políticas, y esas condiciones han cambiado enormemente desde las décadas del sesenta y setenta. Y tú no tienes que creer que alguno de los prisioneros políticos son inocentes, aunque en verdad muchos lo son   y que muchos tenían pruebas sesgadas por procesamientos torcidos, incluyendo el uso de testimonios extraídos bajo tortura. Creo que conociendo acerca de estos prisioneros políticos  beneficiará tu activismo. Conocer a Jalil Muntaqim por ejemplo, y el hecho que ha estado tras las rejas desde 1971 esto visto por usted el rol que juegan las prisiones en el aparato represivo del gobierno tanto contra movimientos radicales de izquierda, como contra cualquier futura actividad de resistencia seria. Muntaqim  fue uno de las personas nombradas específicamente en los documentos COINTELPRO quien necesita ser “neutralizada” por sus actividades políticas. Fue condenado por la muerte de dos policías de Nueva York, junto a Herman Bell y Albert Nuh Washington, fue declarado culpable bajo pruebas dudosas y falsificadas después de que el primer juicio acabara invalidado.  Él sigue manteniendo su inocencia.

No sólo tener a los prisiones sido enormemente acertadas en la separación de comunidades de sus líderes, pero las condiciones modernas de la prisión – más que en el pasado – también han tenido éxito en el minado del potencial para desarrollar a nuevos líderes en  comunidades de negros y latinoamericano.
Que habría pasado, usted supone, si a Malcolm Little, en vez de servir seis años por crímenes menores, hubiese sido encarcelado durante un tiempo mucho más largo, encerrado en las condiciones de aislamiento a largo plazo en lo que de manera eufemística se ha llamado ” el alojamiento especial ” (por ejemplo, cómo están los prisioneros de Pelican Bay en California) no se le hubiese permitido recibir libros políticos, no tener permiso para hablar con nadie. El pensamiento que desarrollo a través de la lectura y conversaciones en prisión durante los cincuenta habría sido aplastado, y no podría haber habido ningún Malcolm X.

Mirar Adelante y Referirse
Insoportables y duras condiciones forman la realidad  de hoy para muchos prisioneros estadounidenses. Aquellos prisioneros políticos que permiten solicitar la libertad condicional afrontan obstáculos impresionantes y la negación regular.
De todos modos los prisioneros políticos han seguido organizándose en la prisión, creando modos de cultivarse personalmente así como mejorando su comunidad – la comunidad de aquellos marcados por la guerra de drogas y el encarcelamiento de masas. El preso político Eddie Conway, por poner un ejemplo, ha desarrollado un tremendo programa en muchas prisiones de Maryland que están exitosamente preparando a jóvenes pandilleros en diferentes modelos para relaciones sociales. Durante sus años de prisión Marilyn Buck debe haber enseñado a cientos de sus compañeras de prisión, matemáticas y a leer, además de servir como un modelo a imitar para como promover una moralidad humana en resistencia a la matanza de alma, carácter distintivo deformado de prisión. Los prisioneros políticos han aprendido como promulgar estrategias creativas y eficaces para responderle a la represión – como, en las condiciones de ineficacia, con pocos recursos en el camino, derribar valores represivos y capitalistas.

Estos prisioneros políticos tienen muchas lecciones para compartir con activistas. Los sé; los visito; ellos son la gente que usted querría conocer. Ellos son graciosos, inteligentes,  preocupados, con gran interés en acontecimientos mundiales, el progreso de comunidad, problemas que afrontamos cuando tratamos de reparar la sociedad. Ellos tienen la capacidad y la historia para enseñar.

Como Marilyn Buck, no pienso que podemos ser activistas eficaces sin una visión. Conocer a estos prisioneros – aún más, luchar para liberarlos – haría tu activismo más poderoso, y esto te ayudaría a formar una visión de acción.

“A riesgo del parecer ridículo, ” un cierto activista latinoamericano una vez dijo, ” el revolucionario verdadero es dirigido por un gran sentimiento de amor. ” Esto era una enorme parte de la visión que nos inspiró para aguantar en los años 60. Esto es una gran parte de que dibuja a la gente para aprender sobre la historia de aquella era. esto es la parte de por qué todos los activistas progresivos deberían saber y apoyar – y exigir la liberación de – prisioneros políticos. Como usted no puede construir un movimiento esto va a durar si sus poderosos pensadores y voces son sofocados, oprimidos y encarcelados – no si usted deja a sus compañeros olvidados.

Laura Whitehorn ha sido un activista izquierdista desde principios de los años 1960. Ella estuvo 14 años en la prisión federal como presa política y fue liberada en 1999. Ella corrigió las escrituras de Safiya Bukhari, una antigua Pantera Negra y el presa política, publicado en 2009 como la Guerra anterior: La verdadera historia de cómo ser una Pantera Negra, Guardando la fe en prisión,  Luchando por aquellos olvidados, de La prensa feminista. Ella trabaja como redactora en la revista POZ.

Guía para teléfonos celulares en protestas y manifestaciones @EFF

20 Oct
Articulo original en ingles en la página de la Electronic Frontier Fundation
Ocupa Wall Street ha hecho un llamado a un día de acción global el 15 de Octubre, y los manifestantes se están movilizando alrededor del mundo. En los Estados Unidos, el movimiento de Ocupa Wall Street ya ha dado lugar a grandes protestas en New York, Washington D.C,  Boston, Seattle, San Francisco, Oakland, Austin y otras ciudades. Muchos de estos movimientos han enfrentado la oposicion de los departamentos locales de policía, incluyendo arrestos masivos.
Los manifestantes de todas las ideologías políticas están documentando cada vez más sus protestas – y encuentros con la policía- usando aparatos electrónicos como cámaras y celulares.

1. Protege tu teléfono antes de la protesta
Piensa cudiadosamente acerca de lo que hay en tu teléfono antes de llevarlo a una manifestación. Tu teléfono contiene una gran cantidad de datos privados, que pueden incluir tu lista de contactos, la gente que recientemente has llamado, tus mensajes de texto, fotos y videos, datos de localizacion por GPS, tu historia de navegacion web y contraseñas, y los contenidos de tus cuentas de medios sociales. Creemos que la policía necesita una orden judicial para obtener esta informacion, pero el gobierno a veces confiere un derecho para buscar en el teléfono un ”incidente para arrestar”, sin una orden judicial. (Y en algunos estados, incluyendo California, las cortes han estado de acuerdo). Para proteger tus derechos, querrás proteger tu teléfono contra estas búsquedas. También deberías considerar llevar un teléfono desechable o alternativo a la manifestación que no contenga información delicada y que no te importe perder por un tiempo. Si tienes mucha informacion personal o confidencial en tu teléfono, esta última puede ser la mejor opción.

2. Ya estás en la protesta: ¿ahora qué?
Manten el control sobre tu teléfono. Quiere decir manten el telefono contigo todo el tiempo, o pasaselo a un amigo de confianza si te estas metiendo en acciones que puedan llevarte al arresto.
Considera tomar fotos y video. El solo hecho de que haya camaras vigilantes puede ser suficiente para desalentar un mal comportamiento de la policia durante una protesta. EFF cree que tienes el derecho de la primera enmienda para documentar manifestaciones publicas, incluyendo las acciones de la policia. Sin embargo, entiende que la policia puede no estar de acuerdo y citar varias leyes locales o estatales. Si planeas grabar audio, deberias revisar la guia del Comite de Reporteros para la Libertad de Prensa.

3. Ayuda! Ayuda! Estoy siendo arrestado
Recuerda que tienes el derecho a permanecer callado- sobre tu telefono y todo lo demas. Si te pregunta la policia, puedes pedir educada y firmemente hablar con tu abogado.
Si la policia te pide ver tu telefono, les puedes decir que no estás a favor de permitir la exploracion de tu artefacto. Ellos pueden aun legalmente tener el poder de explorarlo sin una orden judicial cuando te arresten, pero por lo menos se deja en calro que no les diste el permiso de hacerlo.
Si la policia te pide la contrasena, puedes educadamente rehusarte a darla y pide habalr con tu abogado. Cada situacion de arretso es diferente, y necesitaras un abogado que te ayude salir de tu circunstancia particular. Ten en cuenta que solo porque la policia no te puede obligar a darles tu contrasena, no quiere decir que no te pueden presionar. La policia puede detenerte y puedes ir a prision antes que ser liberado inmediatamente si creen que te estas rehusando a a cooperar. Tendras que decidir si cedes.

4. La policia tiene mi telefono, como lo recupero?
Si tu telefono o artefacto electronico ha sido incautado ilegalmente, y no te he es devuelto cuando eres liberado, puedes presentar una mocion en la corte para tener tu propiedad  devuelta. Si la policia cree que evidencia de un crimen ha sido encontrada  en tu aparato electronico , incluyendo tus fotos o videos, la policia lo puede conservar como evidencia. Tambien pueden intentar hacerte perder el aparato, pero eso lo puedes desafiar en la corte.
Los celulares y otros aparatos electronicos son un componnete esencial de las marchas del siglo 21. Sea en Ocupa Wall Street o en cualquier otro lugar, todos los americanos pueden y deben ejercitar sus derechos de la Primera Enmienda para expresarse  y juntarse librement, mientras manejan inteligentemente los riesgos a su propiedad y privacidad.

Foto CC de jlmaral
Traducido por Elena Ricaurte